3 cuotas sin interés - 10% de descuento abonando por transferencia

    Este es un planito de edición limitada hecho con gasa pañalera doble trama y teñido artesanalmente. Mide 70x70 cm.


    100% algodón.


    La doble trama hace que contenga y absorba más que la trama simple, siendo más suave y dócil.


    ¿Por qué usar planos?


    siempre le va a quedar bien a tu bebé, porque depende del pliegue que hagas vas a darle la forma perfecta.


    Absorbe un montón y se le puede agregar más absorbentes si hace falta.


    Se seca rapidísimo porque es simplemente una capa de tela. Además se puede centrifugar y planchar si querés, para tenerlo más rápido aún.


    Absorben de todos los lados, asi que se pueden usar tanto de día como de noche.


    En mi caso, muchas veces los he usado de mantita si refresca, o para apoyar a mi bebé en algunos lugares.


    Tener un pañal plano es tener un comodín que te ayudará a resolver facilmente situaciones pañaleras complicadas.


    Usalo con alfiler de gancho o pinza snappi (no incluida). Arriba lleva cobertor de polar, lana o pul (conseguilo en nuestra tienda 🥰)


    Si todavía no sabés como usarlos, podés encontrar información en nuestro feed.


    Teñidos artesanalmente...

    Antes de nacer, el plano Rubí fue un paño de algodón con lycra.

    Durante su gestación, lo acunamos y soñamos: le hicimos nuditos de esperanza, lo plegamos imaginando su naturaleza y lo llenamos de colores.

    Los dos días siguientes acompañamos su proceso. Un día entero lo dejamos descansar embebido en los tonos más brillantes; después lo enjuagamos profundamente, nos sorprendemos al descubrirlo, lo contemplamos por primera vez y lo dejamos secar, colgadito, entregado a los rayitos del sol.

    Una vez seco, encontramos sus verdaderos colores y nos maravillamos con el resultado.


    Cada pañito es único. Aunque intentemos hacer los mismos pliegues, y repetir el patrón, es imposible hacer otro exactamente igual. La intensidad del color, la temperatura del ambiente, los minutos y segundos exactos de exposición... generan un caos hermoso y perfecto, de una sola vez.

    Plano de gasa perla

    $1.940,00

    3 cuotas sin interés de $646,67

    10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

    Ver formas de pago

    Los envíos se despachan una vez por semana, si lo necesitás con urgencia, contactanos antes de efectuar la compra

    Calculá el costo de envío

    Este es un planito de edición limitada hecho con gasa pañalera doble trama y teñido artesanalmente. Mide 70x70 cm.


    100% algodón.


    La doble trama hace que contenga y absorba más que la trama simple, siendo más suave y dócil.


    ¿Por qué usar planos?


    siempre le va a quedar bien a tu bebé, porque depende del pliegue que hagas vas a darle la forma perfecta.


    Absorbe un montón y se le puede agregar más absorbentes si hace falta.


    Se seca rapidísimo porque es simplemente una capa de tela. Además se puede centrifugar y planchar si querés, para tenerlo más rápido aún.


    Absorben de todos los lados, asi que se pueden usar tanto de día como de noche.


    En mi caso, muchas veces los he usado de mantita si refresca, o para apoyar a mi bebé en algunos lugares.


    Tener un pañal plano es tener un comodín que te ayudará a resolver facilmente situaciones pañaleras complicadas.


    Usalo con alfiler de gancho o pinza snappi (no incluida). Arriba lleva cobertor de polar, lana o pul (conseguilo en nuestra tienda 🥰)


    Si todavía no sabés como usarlos, podés encontrar información en nuestro feed.


    Teñidos artesanalmente...

    Antes de nacer, el plano Rubí fue un paño de algodón con lycra.

    Durante su gestación, lo acunamos y soñamos: le hicimos nuditos de esperanza, lo plegamos imaginando su naturaleza y lo llenamos de colores.

    Los dos días siguientes acompañamos su proceso. Un día entero lo dejamos descansar embebido en los tonos más brillantes; después lo enjuagamos profundamente, nos sorprendemos al descubrirlo, lo contemplamos por primera vez y lo dejamos secar, colgadito, entregado a los rayitos del sol.

    Una vez seco, encontramos sus verdaderos colores y nos maravillamos con el resultado.


    Cada pañito es único. Aunque intentemos hacer los mismos pliegues, y repetir el patrón, es imposible hacer otro exactamente igual. La intensidad del color, la temperatura del ambiente, los minutos y segundos exactos de exposición... generan un caos hermoso y perfecto, de una sola vez.

    Mi carrito